1.2 Mezclas en el lugar.

 

El concreto a veces se mescla en la obra a través de una mezcladora estacionaria o de una mezcladora pavimentadora. Las mezclas estacionarias incluyen tanto las mezcladoras en obra como las mezcladoras en central de concreto premezclado. Están disponibles en volúmenes de hasta 9.0m3 y pueden ser de tipo basculante o fijo o del tipo de pala rotatoria con abertura superior o del tipo paleta. Todos los tipos pueden estar equipados con botes de carga y algunos son equipados con un canalón de descarga giratoria. Muchas mezcladoras estacionarias tienen dispositivos para medir el tiempo y algunos se pueden regular para que no se pueda descargar la mezcla si no hasta que haya transcurrido el tiempo designado. Se debe tomar una atención cuidadosa en relación al tiempo de mezclado requerido. Muchas especificaciones requieren de un tiempo mínimo de mezclado de 1 minuto más 15 segundos para cada metro cubico, a menos que los ensayos de desempeño tengan mostrado que periodos más cortos son aceptables y van a producir una mezcla de concreto uniforme. Periodos cortos de mezclado pueden resultar en mezclas no homogéneas, distribución pobre de los vacios del aire, desarrollo de resistencia pobre y problemas de endurecimiento rápido.  El periodo de mezclado se debe de medir  a partir del momento que todo el cemento y agregado están en el tambor y desde que toda el agua sea adicionada antes que transcurra un cuarto del tiempo mezclado.

(Kosmatka,  et. al. 2004)

 

El concreto podrá ser dosificado en una planta central y transportado a la obra en camiones revolvedores, o dosificado y mezclado en una planta central y transportado a la obra en camiones agitadores, o bien podrá ser elaborado directamente en la obra; en todos los casos deberá cumplir con los requisitos de elaboración que aquí se indican. La dosificación establecida no deberá alterarse, en especial, el contenido de agua.

 

El concreto clase 1, premezclado o hecho en obra, deberá ser elaborado en una planta de dosificación y mezclado de acuerdo con los requisitos de elaboración establecidos en la norma NMX-C-403.

 

El concreto clase 2, si es premezclado, deberá satisfacer los requisitos de elaboración de la norma

NMX-C-155. Si es hecho en obra, podrá ser dosificado en peso o en volumen, pero deberá ser mezclado en una revolvedora mecánica, ya que no se permitirá la mezcla manual de concreto estructural.

(NTC)

 

El proceso de mezclado del concreto consiste en recubrir el agregado con la pasta de cemento hasta conseguir una masa uniforme. Debe efectuarse a máquina y para ello se hace uso de mezcladoras. Entre ellas se tiene la de volteo, la inversa y la de artesa. El tamaño de la mezcladora se determina en función del volumen de concreto a batir. La mezcladora de volteo tiene un tambor en forma cónica y aspas en su interior. Se denomina así, pues el concreto es retirado inclinando el tambor después de su mezclado. Es recomendada para el batido de concretos poco trabajables ya que el retirado de la mezcla no presenta mayores dificultades. La mezcladora inversa es similar a la anterior pero el concreto es retirado girando el tambor en sentido contrario al mezclado. La velocidad de descarga es lenta y el concreto es susceptible de segregarse. La mezcladora de artesa no es móvil y tiene la forma de una batidora doméstica grande. Es eficiente cuando se trabaja con mezclas cohesivas, poco fluidas.

(Harmsen, 2002)

 

El concreto mezclado en obra se mezclara de acuerdo con lo siguiente:

a) el mezclado deberá hacerse en una revolvedora del tipo aprobado.

b) la revolvedora deberá hacerse girar a la velocidad recomendada por el fabricante.

c) el mezclado deberá prolongarse por lo menos durante 1.5 min después de que todos los materiales estén dentro del tambor, a menos de que se demuestre que tiempo menor es satisfactorio mediante las pruebas de uniformidad en el mezclado.

d) el manejo, la dosificación y el mezclado de los materiales deben cumplir con las disposiciones aplicable de la norma "specification for ready- mixed concrete"(ASTM C94).

e) debe llevarse un registro detallado para identificar:

1.- el número de mezclas producidas.

2.-las proporciones de los materiales empleados.

3.- la ubicación aproximada del depósito final en la estructura.

4.- la hora y fecha del mezclado y el colado.

(American Concrete Institute, 2002)

Conclusión

 

El concreto mezclado en el lugar o in situ es común mente utilizados en obras pequeñas como casas habitaciones o en lugares de difícil acceso. Es necesario el uso de mezcladoras móviles y tener mucho cuidado con el tiempo de mezclado ya que de esto depende la calidad del concreto como mínimo 1 minuto más 15  segundos por cada metro cubico agregado. Debe estar en supervisión constante.